Septiembre 25, 2018

Cuando Utilizar Recursos Gratuitos para Mercadear sus Productos y Servicios Featured

Cuando Utilizar Recursos Gratuitos para Mercadear sus Productos y Servicios https://pixabay.com/es/ordenador-port%C3%A1til-prezi-2411303/

En 1999, fui contratado por una compañía de muebles que les diera asesoría acerca de cómo manejar sus negocios en Internet. Parecía que ellos eran muy exitosos fuera de la realidad virtual, en el mundo de los negocios.

 

Ellos eran una pequeña empresa que genera algunos millones de dólares anuales en ventas por sus productos.

Sin embargo, ellos tenían presencia en la red desde hace tres años, y ellos no habían vendido un su primer mueble en línea.



Como me explicaron, ellos estaban impulsando el tráfico a través de su sitio web para llegar a los 100.000 únicos visitantes por mes.

Pero por alguna razón, ellos no estaban vendiendo nada.

 

Es el caso de una compañía manufacturera que estaba tratando de realizar el mercadeo detallista a través de su sitio web.

Eche un vistazo a su página.

  • Sus productos serían excelentes.
  • Su sitio web podría modificarse para ser más fácil su navegación.
  • Ellos hubieran podido para hacerlo más atractivo y legible.



Pero la verdad sea dicha, los manufactureros no son siempre los mejores en escribir los textos de venta para sus productos.

 

Seguro, sus descripciones sería geniales si ellos estuvieran usando el sitio web para atraer revendedores minoristas y agentes en compran al por mayor, pero ellos estaban orientados directamente al mercado al detal.

 

Lo que ellos honestamente necesitaban era un diferente tipo de publicista que se sentara y escribiera los mensajes de ventas para sus productos.

 

Ellos necesitaban a alguien que se especializara en vender productos al cliente final en vez de alguien que fuera bueno en mensajes dirigidos a distribuidores.

 

Ellos también necesitaban un publicista que entendiera como utilizar las palabras para dirigir el tráfico objetivo a su sitio web utilizándolo motores de búsqueda y la publicidad en línea.

 



Cada uno de estos puntos les ayudaron a confeccionar un sitio web para alcanzar a los clientes que realmente les interesaban.

 

Pero, el punto que les ayudo a ellos a cambiar su sitio web en una buena inversión fue reconocer que ellos no debían ofrecer una silla gratis para la oficina mensualmente a un visitante aleatorio.

No sé si usted se da cuenta, pero hay cientos de sitios web y boletines electrónicos dedicados a ayudarle a la gente a encontrar cosas gratuitas en la Internet para que la gente las tome.

 

Mi ex novia invirtió seis meses en línea buscando cosas gratis y registrándose siempre que le ofrecían algo gratis.

Ella buscaba premios que valían entre 300 y 500 dólares mensuales que se ofrecían gratis desde los sitios web ella visitaba.



La pregunta importante es …

¿Tenía mi ex novia siquiera la intención de comprar algún producto de algún sitio web que ella visitó?

No.

 

Ella no estaba en la Internet para comprar cosas.

Su intención en la red era tomar cosas gratuitas.

 

En los 18 meses anteriores, la compañía de muebles que estaba asesorando había regalado 18 sillas de oficina cada una con un valor comercial de 300 dólares.

Tan pronto como removieron la oferta de la silla gratis, su tráfico casi murió.

 

Como nos imaginamos, un 98% del tráfico de su sitio sólo se registraba por la posibilidad de ganarse una silla gratis.

 

Ahora, la compañía de muebles está lista para dedicarse al negocio de vender sillas sin gastar sus recursos en los individuos que sólo están buscando su oferta gratis.

Hay un tiempo y lugar para todo, incluyendo lo gratuito

 

Los llamados gurús de Internet declaran que usted debe dar algo gratis para atraer consumidores con capacidad de compra a su sitio web.

¿Qué tipo de clientes están diciendo ellos??? ¿Clientes que paguen??? No lo creo.

 

Si las cosas que usted ha regalado en algún valor real entonces le prepárense para una invasión de buscadores de cosas gratis que van a venir a absorber su ancho de banda y sus productos gratis y los servicios que tengan valor.



Si lo que usted está ofreciendo no tiene ningún valor real, entonces usted necesita conocer que la gente a la cual usted ha pensado atraer va a ver a través de su oferta y lo juzgarán por aquello que usted ofreciendo.

 

Libros electrónicos gratis o publicidad gratis para atraer suscriptores

Yo tendía a creer que podía ofrecer un libro electrónico gratis a la gente para suscribirse a mi boletín electrónico. Debí haberlo pensado.

Durante un período de seis semanas,evalué el concepto de “gratis” para atraer suscriptores a mi propio boletín electrónico.

Por encima, eso funciona de maravilla. Mirando bajo el microscopio, era un error notable.

 

En las seis semanas en las cuales ofrecí el libro electrónico gratis a cambio de una nueva suscripción, yo alcancé a tener 500 nuevos suscriptores por semana.

Entonces a la semana siguiente, note que realmente tenía nada más 50 nuevos suscriptores por mis esfuerzos.

 

De acuerdo pensé, 50 suscriptores cada semana puede ser de peso, de tal manera que proseguí mi promoción de nuevo obteniendo resultados similares.

Al fin de las tres semanas, pensé para mí mismo, “!Wow! tengo como recompensa 300 nuevos suscriptores por mis esfuerzos.”



Entónces pasó una cosa curiosa. Suspendí la promoción por algunas semanas y encontré que habían permanecido sólo 20 suscriptores entre los nuevos desde que había comenzado mi campaña gratis.

Demasiado extraño, pensé. En ese momento, yo estaba administrando mi propia lista en el servidor y estaba ansioso por conocer la verdad.

Cuando usted está ansioso y deseoso y usted y en el tiempo, usted puede hallar la verdad en muchas situaciones.



Después de comparar el tiempo de lanzamiento de la propaganda acerca de mi oferta gratuita junto con las suscripciones, comparando con aquella de mi comentario de los no suscriptores para eliminar a la gente que me dijo que se habían suscrito a través de un referido, entonces comparando con las direcciones de los registros de aquellos que se haya registrado y cancelado su registro posteriormente a la oferta gratuita me di cuenta de lo que debía haber sabido durante mi campaña.



El 90% de la gente que vino por el libro gratis se había ido en una semana. El 99% del total de la gente que vino por el recurso gratis se había ido transcurridas tres semanas.

Sólo un uno por ciento de quienes vinieron por el libro electrónico se quedaron algunas semanas más, y al cabo de tres meses ya no había ninguno.

El éxito que yo pensé que había obtenido, al ofrecer algo gratuito por la suscripción, resultó ser una completa pérdida de tiempo y energía.


 

Nunca regale la esencia su negocio

Para aquéllos de ustedes que conocen quién soy y que también conocen que ofrezco un servicio de valor para las personas que escriben artículos con el fin de promocionar sus negocios en línea.

Ahora y siempre, no es extraño encontrar a alguien tocando mi puerta, prometiéndome toneladas de nuevos trabajos, si yo solo accedo a darles una muestra gratuita para demostrarles el valor de mi servicio.

Yendo en contra de mis mejores instintos, accedí dos veces a esta oferta. No lo volveré hacer de nuevo.

 

Vera usted, el asunto es que el escritor es responsable de crear un título que sea llamativo para ambos, el editor y los lectores.

Sin un buen título, un artículo no a producir resultados.

El escritor es responsable por la creación del artículo y por presentar esta información de una manera interesante y que llame la atención.

Sin una buena historia, un artículo no va a dar resultados.

 

El escritor es responsable de las palabras que coloca en la sección acerca del autor. Si esta sección no llama la atención del lector, este no hace clic y no va a revisar el sitio web del escritor o su programa.



Al escritor es responsable de seleccionar un tema que sea del interés del público objetivo.

Si un artículo no alcanza a la gente que pudiera estar interesada en lo que el autor vende, entonces el artículo de nuevo va a fallar en producir los resultados esperados.

 

Si un escritor me envía un artículo burdo que no tienen ninguna esperanza de lograr los resultados que él o ella desean, no es mi culpa. Yo hice mi parte.

Yo coloqué su artículo en las manos de más de 12.000 editores que están buscando contenido para reutilizarlo en sus boletines electrónicos y en sus páginas web.



Si el autor falla en crear un artículo que sirva sus propósitos, y usa mi servicio para colocar la circulación, entonces el autor va a necesitar un chivo expiatorio para justificar su falla.

Y aquí estoy yo, el chivo expiatorio de la falta del escritor.

 

Ellos dicen que yo debería estar avergonzado

El último sujeto que me preguntó si podía darle una distribución gratuita para su artículo se enfadó cuando le dije que no. Casi me agrede por no estar dispuesto a regalarle algo con el fin que su negocio saliera ganando.

Después de todo, él dijo, él regala muchísimas cosas en su sitio web para atraer nuevos negocios.

 

Es verdad que toma muchísimo esfuerzo hacerme disgustar. Todos los que me conocen bien saben que es un milagro hacerme enojar.

Esta es una de las cosas que seriamente alteran a mi esposa cuando ella está de mal humor y con deseos de discutir... ;-)

Este sujeto me sacó de casillas, sin embargo me controlé.

 

Señor, si usted me conociera, también sabría que yo dedico muchas horas de mi tiempo semanalmente para ayudar a otros autores a distribuir gratuitamente sus artículos en la Internet.

La gente que me conoce sabe que yo poseo y modero cientos de grupos de distribución de artículos de membresía gratuita en la Internet.

 

Eso demanda mucho de mi tiempo hacer que estos recursos estén disponible gratuitamente para la comunidad en la red y asegurarme que estos recursos no sean utilizados abusivamente, y yo no recibo paga por proveer estos recursos gratuitos para autores.

Señor, yo les doy mucho de vuelta a los escritores que hacen parte de la comunidad en el Internet.

Solamente no estoy regalando lo que genera mis ingresos.

 

Y si yo fuera regalar mi trabajo, prefiero darlo a un cliente que me haya pagado a darlo a una persona que salió de por allí sólo porque está prometiendo la luna y las estrellas.


 

En conclusión

Yo no regaló mi trabajo, a ninguna persona, y usted tampoco debería. Hay un tiempo y lugar para todo, inclusive para las cortesías.

 

Solamente sea cuidadoso en no dar sus productos y servicios a gente que sólo anda merodeando a su alrededor con el fin de obtener algo gratis de usted.

 

Artículo traducido y publicado con autorización expresa del autor
Artículo traducido en español exclusivamente para VentasFaciles.com por Monica Yaneth Loeb Willes
La utilización de este artículo en cualquier medio está expresamente prohibida sin la autorización por escrito de la editora.


 

Rate this item
(0 votes)
Bill Platt

Bill Platt es el propietario de http://thePhantomWriters.com.

thePhantomWriters.com



Anuncios de Google