Diciembre 13, 2018

Una Vida Propia Featured

Una Vida Propia https://pixabay.com/en/gleise-old-railroad-tracks-seemed-1555348/

Recientemente tuve una conmovedora conversación con una persona que la mayoría de la gente consideraría como alguien extremadamente exitoso.



Tiene una reputación internacional, ha ganado toneladas de dinero, ha sido entrevistado como experto en televisión nacional, tiene una familia hermosa y vive lo que la mayoría de nosotros llamaría "la buena vida".

Hay una excepción, él "se siente como un fraude".

 

Mientras hablábamos, estaba claro que él había "hecho todas las cosas correctas, había recogido todas las cintas azules y había saltado a través de los aros", pero aún no ha descubierto cómo vivir una vida que sea realmente suya.

 

En ese momento, recordé una definición de éxito que una adolescente me dio alguna vez.

Estaba hablando con un grupo de niños de escuela media y después de todos los comentarios de que el éxito era sobre dinero, poder o fama, una chica dijo en voz baja: "Creo que el éxito se trata de vivir tu vida de la manera que tú quieres".

 

Para ella, el éxito no se trataba sobre la popularidad, los deportes o las buenas calificaciones.

Se trataba sobre escoger sus valores, establecer sus metas y vivir una vida que la satisfaga.

A los 15 años, ella ya entendía que nadie podía negarle el éxito final de vivir bien y disfrutar de "una vida propia".  



Mientras hablaba con éste empresario de 40 y tantos años, me di cuenta de que él nunca había "entendido" eso.

De alguna manera, él todavía está tratando de complacer a otras personas, tratando de ser popular, tratando de ganar el primer lugar.

A pesar de todo su dinero, fama y poder, él no se siente exitoso a sus propios ojos.   

El éxito es vivir tu propia vida.



El éxito, con una "e" minúscula, es ganar un premio, obtener un ascenso, ganar más dinero, o tener una casa más grande.

Lograr esas cosas es importante y vale la pena, pero debemos comprender que sólo conducen al "éxito" y raramente al éxito.   

 

Muchas de las personas que me contactan para que las asesore, (no todas, pero muchas) están descubriendo que ser el niño más popular en la escuela no es suficiente.



Sospecho que el ascenso y la caída del mercado accionario en los últimos años han permitido a muchas personas tener mucho más "éxito" de lo que esperaban, perder gran parte de él y así descubrir que ni el éxito ni la pérdida son tan satisfactorios como esperaban.

Eso lleva a una pregunta obvia: "¿Eso es todo lo que hay?"   



La respuesta siempre ha estado justo en frente de nosotros.

El éxito no se trata de permitir que la presión de un grupo nos diga cómo vestirnos, cómo bailar, qué música escuchar o más adelante en la vida, qué carro conducir.   



El éxito, con una "E" mayúscula, es vivir tu propia vida, a tu manera, de acuerdo a tus valores.

Se trata de elegir tus prioridades, hacer cosas que sean significativas e importantes, mantener el rumbo, terminar lo que te propusiste hacer y marcar la diferencia en el mundo.   



Las personas con mucho éxito siempre han sabido que, al final, el éxito consiste en seguir a su corazón, vivir con pasión, amar a las personas y marcar la diferencia.

Algunos lo hacen construyendo un negocio o creando arte o música. Algunos lo hacen en política o educación.

Algunos buscan curas para las enfermedades del mundo o para ayudar a las culturas a entenderse y convivir juntas en paz.   



Las claves del logro, la motivación y el éxito final están en tu corazón.

Como dijo Tony Robbins, las personas no son perezosas, simplemente tienen objetivos inadecuados, vacíos o poco inspiradores.

Encuentra los objetivos que realmente te inspiran, desafían y te entusiasman, luego permanece despierto toda la noche y trabaja todo el día para alcanzar tu destino.

 

El éxito no es algo que persigues, es algo que debes celebrar viviendo tu propia vida, en tus propios términos, todos los días.

 

 

Acerca de la Traductora

Soraya Bohorquez

Licenciada en educación Mención Idiomas Extranjeros de la Universidad de Los Andes, Venezuela. 
Mi experiencia en la educación me ha permitido conocer las debilidades y fortalezas de los individuos frente al aprendizaje y el entendimiento de un nuevo idioma.
Como traductora mi propósito, es no sólo transformar un texto al español, sino también transmitir un mensaje, a través del cual se compartan ideas y aprendizajes que me permitan ser útil, de alguna  manera, en la vida y el desarrollo integral de otras personas. 
Puede contactar a Soraya Bohorquez en el correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

 

Rate this item
(0 votes)
Philip E. Humbert, PhD.

Visite el sitio web del Dr. Humbert para tener acceso a más de 250 páginas de artículos. ¡Las 10 mejores listas, humor, citas, consejos y herramientas para ayudarle a alcanzar el éxito!

Descargue su libro gratuito acerca de cómo ganar (¡y mantener!) más dinero y un boletín motivacional GRATUITO.

Compruébelo en: http://www.philiphumbert.com

 

www.philiphumbert.com



Anuncios de Google